sábado, 2 de enero de 2010

Alma Incondicional

Cuando uno se prepara para un gran salto debe dedicarle horas y horas a su entrenamiento…
Tantos atletas preparándose tras largos años para un juego que solo dura un instante…
Quizás parte de nuestra vida sea eso prepararnos para un gran salto, no dejar seducirse por lo insignificante, y darle el valor a lo importante…
¿Cual será eso importante en cada una de nuestras vidas? Quien lo sabe, cada uno debe ser el descubridor de esa tierra que para otros no sabe cuantos valores poseen…
Cuando uno trae en sus manitas un sueño, busca hacerlo realidad, y se pasa la vida por lograrlo, y quizás cree que nunca lo alcanza. Muchas veces se ata, se aferra a lo que le da seguridad, y eso hace que no todos puedan disfrutar de esa batalla tras el sueño…
¿Que nos daría mas seguridad pregunto yo? ¿Una mesa llena, una alacena repleta, un gran automóvil, un vaso de agua, una mano desnuda? Tenemos mucho para elegir, y muchas cosas de que ni su nombre sabremos, una canción en mis oídos resonarían a arrullo, me confortaría, la amistad es una hermosa canción, algo que seria primordial en cada amanecer…
Cuando amanecimos a la vida unas manos nos ayudaron a salir de una penumbra que nos daba seguridad, esas manos nos cambiaron el estado e hicieron que nuestras pupilas fueran laceradas por la luz…
Muchas veces la penumbra, nos sabe envolver y ya no la que nos daba el calorcito de esa seguridad del vientre materno, otras mas oscuras que nos tiran de lleno contra nuestras realidades, pero ahí siempre aparece una mano, también que nos lleva a la luz, deberíamos descubrirlas, nos daría seguridad también, y es una seguridad que no quita nuestras debilidades, pero nos da otros placeres. Un vaso de agua cuando este sediento, un pan cuando este hambriento, y ya no llamar mas amigos a cuantas manos , para decirles hermanos, yo incondicional les doy gracias…

                                 CLA AHÍ 2MIL 10

No hay comentarios: