domingo, 3 de enero de 2010

Mesa del alma




La seguridad de una palabra es a veces más tranquilizadora que cualquier otra cosa…
Pero no todos nos relacionamos con la misma sencillez ni con la misma premura…
No todos sabemos cuando anclar ni cuando zarpar, cuando levar anclas ni cuando levantar la cabeza.
Pero  la música a hecho para muchos la bitácora necesaria para virar sus vidas hacia lo necesario, lo vital, si bien no todos podemos comprender muchos significados, creo que este universal lenguaje hace de nuestro mundo un total oasis para poder saciarnos de vida, para poder llegar a comprendernos, para no caer en distancias…
Alguna vez, alguna canción ha sido redentora, y nos ha sanado, y ha sanado a otros, nos ha hecho brillar desde el interior y ha llegado a ocupar un lugar privilegiado de nuestro universo…
Cual seria mi canción de hoy, no se, pero me dejo sorprender por los demás que comparten su canción…
Hoy seria igual, la mesa de Peteco Carabajal, cuando sus versos cruzaron sanaron y explicaron muchas cosas…
“Yo quisiera que en mi mesa, nadie se sienta extranjero, que sea la mesa de todos, territorio del encuentro”…
Para todos mi mesa es mi corazón…
          Hasta siempre

                                            CLA AHÍ 2MIL 10
…yo los llamo amigos… Juan 15; 15

1 comentario:

Dubby 24 dijo...

Hola Clau! Qué linda entrada. La música qué bella forma de unir a las personas. Tengo muchas canciones favoritas, pero la que me hace realmente feliz es el Himno de la alegría. Bellísima.
Buena Vida.