viernes, 19 de marzo de 2010

Detras del vidrio...

He jugado con un vidrio empañado cuando niño,
Y he mirado a través de el la lluvia cayendo abrazando la tierra,
Nunca golpeándola, nunca dañándola…
Y durante ese imaginario de batallas, de historias alteradas,
De caballeros hacia la victoria, de duendes y hadas coloreando
Ese mismo mundo, fui descubriendo que todo mas allá del vidrio era mas opaco,
Que cada color era diferente, y que solo había pintado una aldea para mis sueños,
Que la realidad era mas gris y que todo eso que soñaba era, una mágica ilusión de mi encendida alma…
Pero deteniéndome ha observar al muchacho que me habría los brazos, que había jugado conmigo desde la primera historia que me acuerde, me di cuenta que sus brazos no se abrían por propia voluntad, estaban clavados a una dura madera, y a pesar de no querer hacer ejercer la suya (su voluntad), me abrazo desde ese lugar tan inhóspito y cruel, y susurrando al oído y una mejor canción para mis fantasías de niño, me atravesó el corazón con un: “el que me ama será amado por mi Padre,
y yo lo amaré y me manifestaré a él…” (Jn 14¸21).
Hoy vuelvo a cerrar los ojos para recordarlo, y vuelvo a abrirlos para descubrirlo, y se que algunas veces yo también me siento en el madero, pero muchas veces es por propia voluntad, el ha descubierto en mi alguien a quien confiarle algún que otro secreto…
“Les digo esto
para que encuentren la paz en mí.
En el mundo tendrán que sufrir;
pero tengan valor:
yo he vencido al mundo”
                            Jn 16; 33
Dios los proteja…
                         CLA AHÍ 20DIEZ

                                      …yo los llamo amigos… Juan 15; 15

2 comentarios:

caro y facu... dijo...

hola cla me encanto está entrada,besossssssssssssssssss

Fernando dijo...

Hola Cla, siempre me ha gustado la canción, saeta creo que se llama, que has puesto de fondo. Un abrazo. Fernando.