martes, 25 de mayo de 2010

Algo sobre la verdad...

"Filosofía es la búsqueda de la verdad como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su conducta."

Sócrates
Siempre vamos en búsqueda de la verdad, y eso hace que nuestros objetivos sean transparentes.
La verdad no siempre es lo que mas nos gusta, la que queremos escuchar, o la que esta dispuesta a complacernos de todo aquello que deseamos…
Pero lleva en un baúl, dispuesto a abrirse, la libertad. Cuando nuestros objetivos son claros están dentro de ese limite, descubrir si nuestra verdad es la autentica o estamos cometiendo errores no es tarea fácil, pero ¿cuantos son los equivocados en el mundo? Seguramente que muchos. A ejemplo de esos muchos, el maestro fue capaz de ir contra la sociedad de su tiempo, una rebeldía quizás, locuras dirán, pero teniendo entre sus armas secreta a la verdad, la que le permitió pasar entre todos haciendo el bien, desestabilizando a muchos de la sociedad de ese entonces, pero desestabilizando como primera medida la injusticia…
Con un objetivo loco, SALVAR AL HOMBRE; darle de su propio cuerpo de su sangre de su vida por salvarlo…Lo tenia todo y todo tomo como nada por amor al hombre, un objetivo claro, real, un objetivo que siendo personal se transforma en común por amor al hombre…
A veces nuestros objetivos se transforman en comunes, por necesidad, por dificultad y también por amor…
En muchos de nuestros trabajos tenemos objetivos comunes y generalmente ese bien común se debe a la necesidad…
Necesidad de producción que beneficia al patrón y también al operario que cobra la diferencia de producción en la mayoría de los casos.
Ante las dificultades, también ponemos el hombro por ese bien común, si sabemos que ese costo trae como aparejado, facilitar nuestro objetivo común…
Por amor, ¿Decimos muchas veces que trabajamos por amor? ¿Trabajamos en lo que nos sentimos realizados? No muchas veces eso nos toca.
Cuando nuestro objetivo tiene como finalidad el amor estamos en camino de lograr un bien común a todos.
Jesús desde su corazón, atrajo hacia si a todos, ¿fue rebelde? Si lo fue, pero su rebeldía rebelarse contra el desamor, contra lo injusto, rebelarse contra aquellos que en su mayoría con plenos poderes de mandatarios, atentaban contra los que menos tenían, contra los que mas necesitan, contra el que levantaba la voz en su contra, reclamando justicia…
Siendo jóvenes incorporamos la rebeldía como si fuera parte de nuestra esencia, pero rebeldía no es esperar que nos llegue todo fácil, a veces es actuar, y en ese actuar esta en juego el objetivo principal peregrinos, ser felices…
«Si ustedes permanecen fieles a mi palabra,
serán verdaderamente mis discípulos:
conocerán la verdad
y la verdad los hará libres».
Juan 8 31-32

2 comentarios:

Dubby 24 dijo...

Qué difícil es buscar la verdad y cuál es la verdad? La tuya, la mía, la de todos?
Un hermoso posteo.
Besitos Clau!!

Fernando dijo...

Hola Claudio, como siempre tus entradas hacen pensar, ¿en qué verdades nos basamos en nuestra vida? Espero que en lo imporante no esté equivocado. Fernando.