martes, 17 de diciembre de 2013

Receta para la felicidad 6


PACIENCIA Y ARMONIA

 

"La felicidad se alcanza cuando, lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía."

                                             Gandhi.

 

Entre los ingredientes más osados y menos usados esta el de la paciencia, cuando ella entra en nuestras vidas se produce un cambio muy grato, todo lo que venga a ocupar un lugar en nuestras vidas será disfrutado con mucha profundidad. Es que la paciencia hace del ser humano, un absoluto, una totalidad, porque es un crisol, y el alma ira moldeándose a medida que las llamas vayan derritiendo su esencia, este crisol, la paciencia, dejara de juzgar para centrarse en esperar, y ante cada logro, mayores virtudes se iran incorporando a la receta.

Porque entonces será importante agregar una y solo una pizca de paciencia, porque a medida que se vaya cocinando todo las ansiedades comunes en nosotros, pueden alterar el contenido, y puede dejar sabores amargos en esta cocción, que pueden lograr que no la disfrutemos plenamente.

La armonía, entre lo que digo y hago es algo que debo alcanzar, pero no debo llegar a sucumbir en ese intento desesperado por lograrlo, y ahí si la paciencia juega su rol más importante, tener paciencia con uno es una cosa muy difícil de alcanzar, y con el resto es otro tema, quizás ahí juega un rol mas importante la armonía. 

La paciencia alcanza límites insospechados de grandeza, y eso da beatitud en cierto modo. La armonía logra la purificación de nuestras almas, y eso da en cierto modo santidad. Y esto es un paso pequeño hacia la felicidad, no es fácil, pero paciencia, se puede lograr…

1 comentario:

Fernando . dijo...

Hola Claudio, hasta hace poco tiempo no había pensado que también hay que tener paciencia con uno mismo. No nacemos aprendidos, y muchas cosas hay que aprenderlas con tranquilidad y no desesperarse. Un abrazo. Fernando.